Madrigal de las Altas Torres

10 sept 2021

Halcones para reducir en Madrigal la población de palomas

 

Halcones para reducir en Madrigal la población de palomas

P.R.
 - 

La torre de San Nicolás acoge un nido con cuatro polluelos que ya han comenzado a volar, a cazar y a desplazarse por grandes distancias. Se cree que los dos machos pueden haber fallecido porque el transmisor que se les instaló han dejado de emitir

Halcones para reducir en Madrigal la población de palomas

Thank you for watching

Madrigal  de las Altas Torres ha puesto en marcha un  proyecto de cría campestre de halcones peregrinos con el fin de reintroducir una población estable de estas aves rapaces con el objetivo de reducir la población excedente de palomas que hay en el municipio. El proyecto está promovido desde el ayuntamiento de Madrigal y está realizado por un grupo de expertos integrado por cetreros y ornitólogos. De hecho, el proyecto ha instalado un nido en la torre mudéjar de la iglesia de San Nicolás de Bari, donde se ha llevado a cabo la última parte de la cría, sin ningún tipo de presencia humana. 

Ciudades como Salamanca, Madrid o Guadalajara han puesto en marcha proyectos como este que ha iniciado recientemente el ayuntamiento de Madrigal. De esta forma Madrigal de las Altas Torres es de las pocas localidades de su tamaño de toda España que haya acogido un proyecto de este tipo que está funcionando en ciudades como Salamanca. El proyecto de esta ciudad ya lleva varios años  y han conseguido que una pareja de halcones anide permanentemente en la torre de la Catedral. La presencia de estas rapaces en la ciudad vecina ha facilitado la reducción de población de palomas. Al menos, como decía uno de los participantes en el proyecto, el ornitólogo Gabriel Sierra, en esta ciudad no es tan notoria la presencia de palomas como en otras. «Si que hay palomas, pero no hay tantas como en otras ciudades del entorno y su presencia no se aprecia tanto», señala Sierra.

Precisamente en la tarde del sábado fue presentado el proyecto por Gabriel Sierra En un acto que se llevó a cabo en el patio del Real Hospital. El ornitólogo fue desgranando el contenido de este proyecto que pretende, no acabar con la presencia de palomas, pero sí que las poblaciones se puedan ir reduciendo. Este proyecto se denomina con el vocablo inglés ‘Hawking’, (halconeando), en castellano es un método técnico de cría campestre de halcones peregrinos. En ese caso los halcones peregrinos que se introducen son la subespecie ibérica ‘brookei’. Para poder llevar a cabo este proyecto se requiere de la redacción de un informe completo del proyecto y de los permisos pertinentes tanto del Ministerio como de la Junta de Castilla y León.

Los halcones que se introducen han sido criados en cautividad sin la presencia humana por dos criadores distintos. Se depositaron dos machos y dos hembras procedentes de dos criadores distintos, a fin de no tuvieran problemas de consanguinidad en el caso de que se llegara a conseguir la formación de parejas, señalaba Gabriel Sierra, quien manifestó que es muy difícil la supervivencia de estas especies ya que son muchísimos los obstáculos que ponen en peligro sus vidas. Puso como ejemplo los tendidos eléctricos, los disparos de desaprensivos que no gustan de estas aves protegidas, los atropellos… De hecho, los dos machos que se introdujeron se piensa que han fallecido por accidentes porque los emisores que se les instalaron dejaron de emitir hace tiempo. Reconocía Sierra que poder consolidar una pareja de aves es muy complicado por la gran cantidad de circunstancias y dificultades a que deben enfrentarse. De hecho, se requiere un periodo de unos tres años para que estas aves sean adultas.

Rapaces autónomas. Las cuatro rapaces fueron introducidas en el nido cuando ya eran autónomas para poder alimentarse solas. Es el momento que se aprovechó para trasladarles al nido que se había preparado en la torre de San Nicolás de Bari. En este lugar permanecieron otro tiempo hasta que consiguieron volar. La comida se les introducía en el nido a través de un tubo con el fin de que no percibieran la presencia humana y siguieran presintiendo que eran sus padres los que les estaban entregando la comida. A medida que conseguían tener más autonomía con el vuelo y comenzaban a cazar, la comida se les fue reduciendo en el nido, hasta llegar a retirarla de forma definitiva.

A los cuatro se les instalaron transmisores con el fin de controlar sus movimientos. Gracias a estos aparatos se han podido rastrear sus vuelos y el recorrido que han realizado. Se ha comprobado que han realizado vuelos de cientos de kilómetros por distintas zonas de la península Ibérica, una de las hembras en concreto se ha apreciado que ha llegado hasta el río Tajo en zona portuguesa. Pero siempre han vuelto a su nido de referencia en Madrigal.  No son aves que emigran, pero suelen realizar vuelos de largo recorrido en los que suelen pasar varias noches fuera de su nido de cría, que en este caso es el que se encuentra en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari

El proyecto pretenden continuarlo el próximo año con la introducción de aves nuevas que sustituyan a los que han desaparecido y puedan desaparecer en estos meses. Para ello deberán nuevamente realizar el proyecto y presentarlo a las admistraciones pertinentes.

También se pretende dar nombre a las aves por medio de una campaña popular para que sea la gente la que elija los nombres que se darán a las aves. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario