EL RINCON DE MADRIGAL

EL RINCON DE MADRIGAL

Este rincón esta dedicado a todas las personas que aman a Madrigal, su historia, costumbres y su gastronomía.

En el encontrareis noticias, fotos y videos de Madrigal de las Altas Torres.

Esperamos vuestra colaboración, lo podeis hacer mandandola a la siguiente dirección:

elrincondemadrigal@gmail.com



29 ago. 2013

Aquella plaga de langostas de la que se libró

Rememoran un hecho del siglo XVI


Aquella plaga de langostas de la que se libró Madrigal

 Redacción

Una plaga de langostas de que Madrigal de las Altas Torres se libró en el siglo XVI gracias a San Agustín se rememora con una procesión entre el casco urbano y el convento agustino.



Es una vieja y pérdida tradición que se ha recuperado. Por cuarto año, la Asociación de Amigos de Madrigal ha sacado a la calle la imagen del santo desde el convento de las Madres Agustinas de Nuestra Señora de Gracia, que fue el Palacio de Juan II, hasta las ruinas del convento agustino de Extramuros.

En el claustro del convento han relatado un acontecimiento escrito por los propios agustinos de entonces y han renovado los votos que antes, y según la tradición, el Consistorio renovaba cada año al santo.
El texto escrito por un fraile agustino relata como con la intercesión Madrigal se libra de una plaga: “En Madrigal. Este mismo año cargo también en la redonda de tierra de Madrigal, en cuyo convento yo moraba, hizo gran daño en muchos lugares, pues en todo termino de Madrigal, con pasar por el y su viña y sembrados y montes que ya iban haciendo su agosto, que digo verdad que un dia tardo en pasar la hilera y muy juntas y tantas que iban haciendo tan gran ruido que no parecía una avenida de aceña y salió todo el convento a verlo y esto por mas de una hora, pues por la misericordia de Dios e intersecion de N.P. S. Agustín no hicieron daño ninguno, solo en un melonar que un clérigo de la dicha villa, él mismo le había cavado, plantado y dadole todas las labores y le gustaba por que no le hurtaron los melones y calabazas; hicieron alto y dentro de un cuarto de hora le pusieron de suerte como si tal melonar no hubiera sido allí plantado, pasando por viñas y otros melonares. Castigo de justo Dios para que ministros suyos no se abatan a tan bajos tratos y oficios de codicias tales”.

http://avilared.com/not/6429/aquella_plaga_de_langostas_de_la_que_se_libro_madrigal/




No hay comentarios :

Publicar un comentario