EL RINCON DE MADRIGAL

EL RINCON DE MADRIGAL

Este rincón esta dedicado a todas las personas que aman a Madrigal, su historia, costumbres y su gastronomía.

En el encontrareis noticias, fotos y videos de Madrigal de las Altas Torres.

Esperamos vuestra colaboración, lo podeis hacer mandandola a la siguiente dirección:

elrincondemadrigal@gmail.com



9 jun. 2013

DESDE LA LUGAREJA

DESDE LA LUGAREJA
Mis cosas escritas desde la Ermita de La Lugareja. Obra cumbre del Mudejar. Arévalo
 

Procesión del Santísimo Cristo de las Injurias de Madrigal de las Altas Torres

Hace ya unos días, el pasado sábado 11 de Mayo, tuvo lugar en Madrigal de las Altas Torres la Procesión del Santísimo Cristo de la Injurias.



Unos días antes ya me había enterado de que se iba a celebrar, y me lo apunté, en mi particular calendario,  para hacer por ir.
En esas estaba cuando recibo un mensaje- vía Facebook - de mi amigo Rufino González el día 9 de Mayo.
Hago un copia y pega:

Mario el sábado hay en Madrigal una procesión con el Santísimo Cristo de las Injurias, esta procesión se celebra cada 7 años y te puede gustar.
Un saludo.


¡Cada 7 años! … si me hace falta muy poco para ir a un sitio, me falta menos de nada si me dicen que eso que quiero ver se celebra cada 7 años.

Tras agradecerle la información a Rufino me “conjuro” para no faltar.

Y llegó el sábado.

La procesión era a las 6 de la tarde y, como a mí me gusta llegar con tiempo, salí sobre las 5 de Arévalo.

Al llegar me dirigí directamente a la ermita del Cristo, sin saber muy bien el recorrido de la procesión. Cuando llegué  la imagen del Cristo ya no estaba.

Vaya, me dije, he llegado algo tarde, aunque la visión del retablo sin el Cristo también tiene su punto.

... la visión del retablo sin el Cristo también tiene su punto

Pues saldrá desde San Nicolás, me imagine y, al salir de la ermita, pregunté y rápidamente me sacaron de mi error.

En el centro del paseo que hay frente a la ermita, junto a la estatua de la Reina Isabel la Católica, ahí, justo ahí, estaba el Santísimo Cristo de la Injurias, cerca de un improvisado altar donde, unos minutos más tarde, tendría lugar la misa que daba comienzo a la Procesión.

... junto a la estatua de Isabel la Católica


Como quedaban algunos minutos aproveche para hacer unas fotos …

... aproveche para hacer unas fotos


... aproveche para hacer unas fotos


La misa, con mucha gente asistiendo, tuvo el acompañamiento musical de algunos componentes del grupo “Aires de Madrigal”, y tras su finalización comenzó la procesión.

... tuvo el acompañamiento musical


Previamente ya me había enterado que se trataba de una procesión que recorre todo Madrigal, y que va pasando por distintos arcos florales y altares que los vecinos de Madrigal ponen – desde siempre según me dijo uno de ellos – para engalanar las calles para el paso del Cristo.

... pasando por distintos arcos florales


Como bien me decía mi amigo Rufino esta es una procesión que no se celebra cada muchos años, 7 según Rufino, 6 según otros consultados e incluso 9 me llegó a decir otro de los asistentes
Lo que está claro es que es cada mucho y ese será este uno de los motivos por los que acude tantísima gente a la procesión

... acude tanta gente a la procesión


Dos jóvenes con sendas largas varas de hierro terminadas en forma de U preceden el paso. Su misión es ir levantando la multitud de cables que hay por las calles de Madrigal con el fin de que el Cristo pueda seguir camino. En algún de las ocasiones es necesario incluso que los portadores del Cristo caminen agachados, casi en cuclillas, para sortear los cables.

... dos jóvenes con sendas varas de hierro


... casi en cuclillas

Tras los de la vara, el Cristo.

... el Cristo

La imagen del Santísimo Cristo de las Injurias es, para mí, una imagen muy “potente” que queda realzada con ese fondo morado que le proporciona el manto que bordea la cruz.

Qué bonitos contraluces me permitía esa manto.

... que bonitos contraluces me permitía ese manto


Tras el Cristo, las autoridades y tras estas la Banda de Música Municipal, la cual en ocasiones iba abriendo la procesión y en otras la iba cerrando.

Durante el recorrido muchas fachadas engalanadas con colchas y mantones, y flores, muchas flores.

Desde los balcones tiraban pétalos al paso del Cristo, pétalos y besos y, seguro, peticiones.

... desde los balcones

Y desde las ventanas, normalmente con personas mayores que, no queriendo o no pudiendo salir, volvían a ver pasar junto a su casa a “su” Cristo de las Injurias.

... y desde las ventanas


... y desde las ventanas

Y nuevos besos, nuevas peticiones.

Porque esta procesión se hace para pedir al Cristo.

... se hace para pedir al Cristo

Pedir por el agua y las cosechas, hace ya muchos años, y por trabajo ahora. Los tiempos cambian pero las necesidades siguen.

Y seguro que se le pide por la salud, y por muchas otras cosas.

A mitad de la procesión me ofrecen, adelantándonos a la misma, subir a una azotea para ver desde arriba el paso de la misma. Me faltó tiempo para subir.
Si ya me parecía que mucha gente acompañaba a la procesión, desde las alturas pude verificar que “todo” Madrigal estaba presente.

Bonitas y diferentes son siempre las imágenes que te brindan las alturas.

... bonitas y diferentes


... bonitas y diferentes


De nuevo pie a tierra y a acelerar un poco el paso para adelantarnos hasta el paso - valga la ¿redundancia? -

La procesión sigue su camino por calles que, debo confesarlo, no creo haber pasado antes y eso que he visitado Madrigal en múltiples ocasiones.

Nos acercamos a la Puerta de Medina, donde mis amigos Carlos y Rufino, me chivan que salen unas fotos muy bonitas. Nueva carrera para tomar posiciones.

... en la Puerta de Medina

Desde ahí una larga bajada nos acerca de nuevo al inicio de la procesión.
Aprovecho para cambiar de máquina y pasar al vídeo, y hacer un recorrido a contracorriente, desde el incio de la procesión, con la Cruz Procesional abriendo la misma, hasta llegar al Cristo y más allá.

... con la Cruz Procesional


Como hace unos días subí ese vídeo a YouTube podeís verlo pinchando en este enlace.


Esta es una procesión diferente y es por ello, eso creo yo, que en su itinerario no está el paso por San Nicolás, ni por Santa María del Castillo, ni por ende por el Ayuntamiento ni la Plaza Mayor. Es una procesión que pasa por el pueblo, junto a sus casas más sencillas, junto a personas que seguramente en el origen de la misma, eran los más necesitados, los que vivían a las “afueras” del núcleo de Madrigal, los que seguramente necesitaban pedir más cosas a su Cristo, ese que pasaba junto a su casa cada seis, siete o nueve años, y al que en esos momentos que eran difíciles no, lo siguiente, le pedían y le siguen pidiendo su ayuda.

... es una procesión diferente


Termina la procesión con la imagen puesta frente a la puerta de la ermita, con la última actuación de la banda, con el canto por todos del himno al Cristo de las Injurias y con la devoción mostrada, una vez más, al pasar junto al Cristo y besar su manto o sus pies.

... con la imagen frente a la ermita


... y con la devoción mostrada


Ahora hay que volver a poner al Cristo en su lugar, dentro de la ermita, y para ello es preciso desmontarlo de las andas y, a hombros entre algunos de los muchos que quieren hacerlo, meterlo en la ermita y colocarlo en su sitio.

... entre alguno de los muchos que quieren hacerlo


... meterlo en la ermita


... y colocarlo en su sitio


Ahí está. De nuevo en su lugar. 
Haciendo cuentas – esto es ya un suponer por mi parte – de todas las peticiones recibidas y dando curso, de la manera que Él lo haga, a las soluciones para esos problemas.

Aunque he llegado tarde a la procesión del Santísimo Cristo de las Injurias – por mi edad me he perdido más de cinco seguro – prometo no perderme las próximas y pedirle – porque yo también le he pedido – por mis preocupaciones y agradecerle por mis alegrías.

Como casi siempre, estas entradas en mi blog, vienen precedidas de un álbum fotográfico en mi página de Flickr. Esta vez no iba a ser menos. Este es el enlace:


Os dejo finalmente con dos aportaciones, de los ya mencionados amigos Rufino y Carlos, sobre el Santísimo Cristo de las Injurias.

RUFINO GONZALEZ 
Del Cristo de las Injurias sabemos, por la Bula de Clemente VII de 1534, que ya se veneraba antes de 1523 y que además de ser la imagen más venerada del pueblo y el gran confidente de todos, es el Cristo más taurino de toda la comarca. 
La ermita goza de la imagen más venerada del pueblo, el Cristo de las Injurias, de madera policromada y más avanzado en arte que el de Santa María. Es de estilo gótico y descansa sobre un retablo churrigueresco del siglo XVIII con antiguo y original grupo de madera que representa a Jesús con la Virgen María, la Magdalena y otras imágenes como la del apóstol Santiago montado en su famoso caballo en corveta y la de San Martín. Estas dos últimas, del ya mencionado José de Sierra, sustituyeron a otras dos anteriores que representaban a San José y la Virgen, por ser demasiado pequeñas y desentonar con las proporciones del retablo.

CARLOS PULIDO 

Hola Mario,
Te puedo comentar que el origen de la mencionada procesión del Santísimo Cristo de las Injurias es de hace muchísimos años. Antiguamente el Cristo de las Injurias se sacaba cada siete años, para ayudar a la economía del pueblo, cuando coincidía con una mala cosecha o para pedir trabajo, lluvia y todo lo relacionado con el campo, hoy, como está todo tan mal, se puede decir que ése es el motivo, para que no tengamos tanto paro.
Antiguamente las calles del pueblo se adornaban con las mejores colchas, mantones y mantillas de los vecinos del pueblo. Hoy en día se adornan las calles con arcos y flores.
El Cristo de Las Injurias es una escultura de madera policromada que descansa sobre un retablo churrigueresco del siglo XVIII. 
El Cristo de las Injurias es la imagen más venerada de Madrigal. Se trata de una talla gótica, del siglo XIV, que se encuentra en la Capilla del Cristo, del Real Hospital de Madrigal de las Altas Torres.
Mario, cualquier cosa que te haga falta y te pueda ayudar me comentas.

Saludos.

Muchas gracias a los dos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario