San Nicolás

Construida en el siglo XIII en estilo románico-mudéjar, experimentó diversas reformas posteriores, las más importantes en el siglo XV, de cuando datan las tres naves (dos tramos, uno gótico y otro renacentista) y la cabecera recta.

Lo más importante de la iglesia es lo mudéjar. A este estilo pertenecen los dos ábsides laterales de la cabecera, con sus arquerías ciegas de ladrillo y frisos en esquinilla.

Vista desde el exterior llaman la atención su fuerte torre y una cabecera con dos ábsides.

La torre, de 50 m de altura, tiene cuatro cuerpos y remata en un friso de esquinillas, con escasa presencia de ventanas e impostas, lo que recuerda a las iglesias abaciales francesas.

En el interior destaca la llamada Capilla Dorada, de planta rectangular, cubierta con bóveda estrellada y con reja del siglo XVI.
 
























 







 
 
 

No hay comentarios :

Publicar un comentario